ATALANTE ART GALLERY MADRID
ATALANTE ART GALLERY MADRID

ÁLVARO CHÁVARRI, Madrid (España) 1944.

Viajero y aventurero infatigable, sus trabajos presentan retazos de todos los continentes que han dejado una honda huella en su quehacer artístico. Así, en sus obras vemos elementos de África, Asia y América, en donde lo aborigen, lo vernáculo, lo salvaje y auténtico permiten al espectador navegar por esa visión de lo genuino que el artista ha plasmado en cada una de sus obras.

 

Es la fotografía el elemento principal de sus collages, en donde se entremezclan grafías, acrílicos, tintas, recortes de periódicos que enfatizan una depurada técnica que desde Picasso, Braque, Arp, Duchamp o Schwitters, entre otros, hizo que la pintura multiplicara sus posibilidades expresivas y conceptuales otorgada gracias a esa sacralización del “objeto encontrado” elevado a categoría artística. 

JESÚS MONGE, Zaragoza (España) 1956.

La iconografía de lo cotidiano, la fidelidad a la distancia del enfoque dan lugar a imágenes neutras y estáticas, que muestran una realidad de la manera más objetiva, nacidas de magistrales pinceladas casi fotográficas. Hay un enorme grado de conceptualización al plasmar la realidad trasladada al lienzo con recursos pictóricos casi impresionados. Es esa manipulación de lo real lo que confiere a la obra de Monge un aspecto de irrealidad que se aleja de lo tradicional. En palabras del propio artista “En la pintura mi obsesión es tratar de captar al máximo la atmósfera que rodea los paisajes que elijo pintar… intento no perder el horizonte de la estética, la proporción y el buen gusto… parto de la belleza como base fundamental. Procuro elegir imágenes amables y las dirijo hacia un amplio espectro de espectadores”.

JORGE MORGAN, Madrid (España) 1953.

Su obra se presenta con planos en movimientos, perspectivas imposibles y un estallido de color. Volúmenes custodiados en crisálidas traslúcidas en los que recorrer jardines intrincados, acariciar el cuerpo de la mujer o perderse en un rincón del espacio y del tiempo.Se forma en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Madrid, pero pronto se marcharía a Londres en donde desarrolló la mayor parte de su formación y carrera. Hijo del pintor británico Arturo Morgan, creció en el taller de su padre. De él se ha dicho “El talento duerme pero no descansa. Y si se trata de un talento heredado con más fuerza permanece y de una forma insistente incluso obliga” (Margarita Iglesias, Periodista). El propio pintor sobre su obra afirmó “Desde mi trabajo sólo quiero atrapar la esencia, hoy por hoy circunstancial, de una imagen, y redescubrir progresivamente todos sus momentos en la búsqueda de un espacio que soporte su propia ambigüedad”.

MIGUEL ÁNGEL VARGAS, Madrid (España) 1973.

Este fotógrafo español que desarrolla su carrera profesional en Taipéi invoca a la simetría llevando al espectador al mundo metafísico. En su obra se produce una sacra reverberación de los motivos, que germinan en composiciones, formas arborescentes, transfiguraciones etéreas y traslúcidas, tan espectrales como intensas. Sus imágenes se configuran desde la nada más absoluta, desde espacios inexistentes de profundo negro y neutro blanco radiante, llameando en su huida del nihil negativo. Siendo la luz y el color los que estallan en pétalos de flores de la victoria o mayestáticas alas batientes, cual auras que al aparecer ante los ojos deslumbran y asombran por su fantasía al público.

ÓSCAR MÉNDEZ LOBO, Madrid (España) 1963.

La obra de Méndez Lobo presenta un excepcional estudio de la mancha que repleta de vivacidad y fuerza con colores cálidos y vivos dejan tras de sí una honda huella en el espíritu del espectador. A nadie deja indiferente la suerte de armonías arrebatadas en un equilibrio casi cósmico sobre grandes formatos que denotan la gran expresión plástica del artista. La  composición, la explosión de color y las sugerentes formas nos llevan a una evasión de la realidad para explicar lo infinito e inteligible.

PAUL COUPILLE, Charleval (Francia) 1928.

Es un artista que ha introducido una nueva pintura signo. La figura humana se torna en una manera poética de representación esquemática. Representa las caras como nadie antes hizo, rechaza el virtuosismo y expresa mayor potencia en la obra que los propios modelos representados. 

 

"Etonner dure peu, choquer est de faible portée mais se faire redemander par la mémoire, instituer un grand désir d'être revu, c'est là viser non l'instant de l'homme qui passe mais la profondeur de son être. Une oeuvre qui rappelle les gens à elle est plus puissante que celle qui ne fait que les provoquer".

Paul Coupille

PHILIPPE IMBAULT, Draveil, (Francia) 1955.

Periodista gráfico freelance de origen francés, aunque asentado en Madrid desde hace casi treinta años, es un valor consolidado y todo un referente de maestría en la utilización de la fotografía y el lenguaje visual. Su donaire artístico salta a la vista y al intelecto, conjugando un compendio iconográfico políglota e inacabable. La mirada que aporta a la fotografía una poliédrica y caleidoscópica propuesta, en la que cada obra contiene un mensaje particular y propio, constituyendo un concepto en sí misma, pero poseyendo la ambivalencia de ser también la parte de un todo, como piezas de un puzzle alambicado, que resuena con mayor elocuencia en el unión conjuntiva tanto de varias de sus partes, como de todo el conjunto.

Contacto

ATALANTE GALLERY
Calle Salustiano Olózaga 3 1ºB
28001 Madrid

 

Correo electrónico:

atalante@atalantegallery.com

T. +34 914 261 270

M. +34 610 204 130
o bien utilizar nuestro formulario de contacto.

Atalante Galeria de Arte